Mermelada de fresa

mermelada de fresa

Me encanta desayunar  una buena  tostada con mermelada. Como hoy tenía bizcocho y le he puesto la mermelada de fresa que he hecho ayer. Que rica!!!!!

En los puestos del mercado se ven las fresas y fresones en cajas colocadas como si de flores se tratara todas rojas y apetecibles.  Merece la pena  hacer mermelada casera porque tiene un sabor especial. Cuanto mejor sea la fruta y cuanto más madura mejor saldrá.

Ingredientes:

  • 1,5 kg de fresas ya limpias
  • 500 kg de azúcar
  • Una manzana grande
  • El zumo de un limón

 

Elaboración:

Quitamos el pedúnculo de las fresas, las lavamos y las partimos en cuatro trozos. Las mezclamos con el azúcar y el zumo de limón y  las dejamos macerar toda la noche para que suelten su jugo.

Al día siguiente las ponemos a cocer junto con una manzana pelada y cortada en trozos  muy pequeños con las pepitas y el corazón. La manzana va a ser el espesante natural  y va a desaparecer. No se va a distinguir de la fresa ya que va a tomar el precioso color rojo oscuro de la mermelada.

Dejamos cocer a fuego moderado durante una hora y media aproximadamente. El tiempo dependerá del tipo de fresa y de la cantidad de jugo que suelten.

La mermelada está cuando sea un poco sólida. Podemos poner una cucharadita en un plato y dejar que se enfríe y vemos la textura que va quedando.

Repartimos la mermelada en botes de cristal, cuando está aún caliente. Nos ayudamos de una pequeña cacilla o de un embudo. Los tapamos y los dejamos enfriar dados la vuelta para que se haga el vacío y se conserven mejor.  De todas formas no van a durar mucho os lo garantizo.

Tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *